martes, 20 de septiembre de 2011

Bases filosoficas de la gestalt; El Tao

El Camino del Tao
Tao o “sendero de las cosas”. Un proverbio chino que una figura dice más que mil palabras ya que a menudo es más fácil mostrar que decir. La lectura China es fundamentalmente, lo que los técnicos de la comunicación denominan <reconocimiento de los modelos>.
La antigua filosofía del Tao implica seguir con la habilidad y con la inteligencia el curso la corriente y la textura del fenómeno original considerando a la vida humana integral a un proceso global y no como algo ajeno.
En las raíces mismas del pensamiento y el sentimiento chinos reposa el principio de polaridad que es confundido con oposición y conflicto. En el pensamiento chino el concepto de polaridad se basa en que positivo y negativo o norte y sur forman parte de un mismo sistema, si desaparece una parte, desaparece el sistema.
Los taoístas ven el mundo como algo igual o inseparable de ellos mismos. Para ellos el arte de vivir se asemeja más a la navegación que a la guerra, hay que conocer los vientos, las mareas, las corrientes, las estaciones y los principios de crecimiento y de decadencia, de modo que en nuestros actos debemos utilizarlos en lugar de luchar contra ellos. En el idioma Chino los dos polos de la energía cósmica son el yang (positivo) y el yin (negativo) asociados con los masculino y femenino respectivamente y no a hombre y mujer.
El principio yin-yang afirma que los algo y los nada, los adentro y los afuera, lo lleno y lo vacio, las vigilias y el sueño así como las alternancias de existencia y no existencia son mutuamente necesarios. Ahora, en este punto aparece una pregunta; ¿Como sabe uno que está vivo si no ha estado muerto alguna vez? Es una pregunta que se me dificulta digerir, es lo que se hablaba en el budismo, la reencarnación, el morir y volver a estar aquí es algo que a mí se me dificulta creer. Un yin y un yang se llaman Tao. La apasionada unión del yin y yang, y la copula del marido y mujer representan el modelo eterno del universo.
Existe una característica básica de la cultura china y es la actitud de respetuosa confianza hacia la naturaleza y hacia la naturaleza humana. Parte de la premisa básica de ellos es que si no puedes confiar en la naturaleza y en los otros, no puedes confiar en ti mismo. Se trata de comprender que uno y la naturaleza son uno y el mismo proceso, o sea, el tao.
Antes y después se suceden mutuamente. No puede haber un antes a menos que haya un después. En otras palabras, todo el cosmos está implícito en cada uno de sus miembros y cada aspecto de aquel debe ser considerado como su centro. Este es el principio básico de la visión orgánica.
El Tao es aquello de lo que uno no puede desviarse; aquello de uno puede desviarse no es el Tao. La Doctrina de los Humildes sugiere que no existe analogía entre el Tao y las ideas occidentales de un Dios y de una ley divina o natural.
Le gente trata de forzar acontecimientos sin comprender que resulta imposible hacerlo, No hay manera de desviarse del fluir de la naturaleza. Tao es simplemente un nombre que designa todo lo que ocurre. El principio del Tao es lo que acontece por sí mismo. El tao fluye en todas direcciones. Es continuar, avanzar, alejarse. El Tao es la última realidad y energía del universo, El fundamento del ser y del no ser. El Tao es real y evidente, pero no manifiesta acción ni forma alguna. Puede ser transmitido pero no puede ser recibido. Alcanzado pero no visto. Existió antes de que el cielo y la tierra existieran y existirá por toda la eternidad. Es asociada a una imagen maternal.
Así, el Tao es el curso, el fluir, la deriva o el proceso de la naturaleza y se refiere a el como el fluir de la corriente tomando como principal metáfora el agua. El Tao es el curso fluyente de la naturaleza y del universo; li es un principio de orden que se traduce como modelo orgánico según Needham. El Tao es aquello por lo que todas las cosas son como son y con lo que todos los principios concuerdan. Los principios (li) son las señales (wen) que emiten las cosas realizadas o completas. El Tao es aquello por lo que todas las cosas alcanzan la totalidad.
El tao no hace nada y sin embargo no queda nada por hacer. El principio de la no-acción (wu-wei) no puede considerarse como inercia, pereza o mera pasividad. El wu-wei, en el sentido de no forzar, es lo que se quiere expresar cuando hacen referencia a seguir la corriente, nadar con la corriente.
Wu wei es el estilo de vida de quien sigue la corriente del Tao y debe ser entendido como una forma de inteligencia, una forma de conocer los principios, estructuras y tendencias de las condiciones humanas y naturales tan bien, que uno utiliza la menor cantidad de energía en ocuparse de ellas. Wu wei es una combinación de esta sabiduría con la actitud de seguir, en todos nuestros actos el camino de la menor resistencia. No se trata de la simple anulación del esfuerzo. Cualquier ejercicio deliberado por cultivar el wu-wei parecerá autocontradictorio.
Quienes entienden el Tao se deleita, como los gatos, simplemente sentándose y contemplando sin ningún propósito ni resultado mental. Los Taoístas contemplativos se sientan para meditar pero no lo hacen con el propósito egoísta de perfeccionarse a si mismos. Meditan por el placer de la meditación, el fluir de la respiración, el canto de los gallos a la distancia… Hace hincapié en que tu y las cosas son el mismo proceso; el fluir del Tao.
Te es la realización o expresión del Tao en la vida real, pero no significa virtud en el sentido de rectitud moral. Te es lo que ocurre por la Gracia de Dios sin la implicación de ninguna intervención sobrenatural.
El que entiende el Camino <Tao> tiene la certeza de dominar los principios básicos. El que domina estos principios tiene la certeza de saber cómo relacionarse con las circunstancias por lo tanto no permitirá que las cosas le dañen.
La calma rela y sorprendente de las personas como Lao-tzu proviene del hecho de que están preparadas y dispuestas, sin vergüenza, a hacer lo que surja naturalmente en cada circunstancia. El resultado es que ellos son más sociables y civilizados que los que tratan de vivir rigurosamente de acuerdo con las leyes y consignas establecidas.
Resumen por Angelica Gonzalez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada